Usuario Contraseña
Menu 

Especialidades / Cáncer / Próstata

Fecha de publicación: 14 noviembre, 2017 / Fecha de Modificación: 13 noviembre, 2017

La dieta mediterránea reduce hasta un 30% el riesgo de cáncer de próstata agresivo

Los hombres que podrían beneficiarse de este hallazgo son aquellos que muestran una adherencia alta o muy alta a dicho patrón alimenticio

Redacción Farmacosalud.com

La dieta mediterránea no para de estar de moda. Pero es que la ciencia es muy clara con respecto a los beneficios que para la salud entraña este patrón de alimentación. Y, en el caso que nos ocupa, aún se va más lejos: la dieta mediterránea reduce hasta un 30% el riesgo de desarrollar cáncer de próstata agresivo en aquellos hombres con adherencias altas o muy altas a dicho régimen alimenticio, según se desprende de un estudio que forma parte del proyecto MCC-Spain. Se trata de una nueva evidencia científica descubierta por investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP) y del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII). El trabajo, liderado por las doctoras Adela Castelló y Beatriz Pérez-Gómez, ha sido publicado recientemente en la prestigiosa revista científica ‘Journal of Urology’.

A pesar de que el cáncer prostático es el tumor más frecuente entre hombres europeos y el tercero con más mortalidad, aún se sabe muy poco sobre sus causas. El proyecto MCC-Spain, impulsado por el CIBERESP, cuenta con la colaboración de investigadores de 11 Comunidades Autónomas de España y busca aportar nuevos datos en este campo. Por ahora, lo que se ha podido concluir a partir de esta investigación es muy revelador en materia preventiva, tal y como revela a www.farmacosalud.com la doctora Castelló, contratada postdoctoral Juan de la Cierva de Incorporación: “Según nuestros datos, los hombres con adherencias altas o muy altas al patrón de dieta Mediterráneo tendrían en torno a un 30% menos de riesgo de desarrollar un tumor agresivo de próstata que los hombres con adherencias muy bajas”.

Investigadores del grupo liderado por Marina Pollán en el Centro Nacional de Epidemiología del ISCIII/ CIBERESP. La doctora Adela Castello es la 2ª persona por la izquierda de la 1ª fila (jersey color teja, pantalón negro y botas marrones); Beatriz Pérez-Gómez es la 2ª persona por la derecha de la 1ª fila (camiseta azul, pantalón vaquero azul y botas negras) Fuente: CIBER / CIBERESP / ISCIII

Investigadores del grupo liderado por Marina Pollán en el Centro Nacional de Epidemiología del ISCIII/ CIBERESP. La doctora Adela Castelló es la 2ª persona por la izquierda de la 1ª fila (jersey color teja, pantalón negro y botas marrones); Beatriz Pérez-Gómez es la 2ª persona por la derecha de la 1ª fila (camiseta azul, pantalón vaquero azul y botas negras)
Fuente: CIBER / CIBERESP / ISCIII

En esta investigación, en la que participaron 733 pacientes con cáncer de próstata y 1.229 hombres sanos de siete provincias, se ha explorado la relación entre el riesgo de tener un cáncer de próstata y tres patrones de dieta que caracterizan los hábitos alimentarios de la población española. Por un lado, el patrón Occidental incluye a los individuos que consumen gran cantidad de productos lácteos grasos, granos refinados, carne procesada, bebidas calóricas, dulces, comida rápida y salsas. El segundo, el patrón Prudente, es característico de hombres que consumen productos lácteos bajos en grasas, granos integrales, frutas, verduras y zumos. Por último, el patrón Mediterráneo, es el caracterizado por un elevado consumo de pescado, patatas hervidas, frutas, verduras, legumbres y aceite de oliva y un bajo consumo de zumos.

Mayoría de tumores agresivos en adherencias muy bajas a la dieta mediterránea
Actualmente no se dispone aún de información de seguimiento de los participantes en el proyecto MCC-Spain, o sea, no se puede saber cuántos hombres sanos seguidores del patrón mediterráneo acaban desarrollando (con el paso de los años, se entiende) un tumor prostático. “Sin embargo, tenemos financiación y hemos comenzado a trabajar en la actualización de los datos recogidos, que esperamos poder tener disponibles en un futuro no muy lejano”, puntualiza la doctora Pérez-Gómez, médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública y jefa de Área del Centro Nacional de Epidemiología.

En los estudios de casos y controles como este se seleccionan sujetos sanos y sujetos ya enfermos para compararlos y ver diferencias entre ellos. En cuanto a la edad de los participantes en la investigación, en el 95% de los controles y en el 99% de los casos tenían más de 50 años. Los enfermos de cáncer de próstata ya tenían el tumor más o menos avanzado cuando se les invitó a participar en el estudio. De entre los pacientes de cáncer de próstata con adherencias muy bajas a la dieta mediterránea (pacientes en el 25% de consumo más bajo), el 35% tenían tumores con Gleason 6 y el 65% tenían tumores con Gleason mayor de 6. En la escala de Gleason, se considera que un cáncer de próstata con un grado 7 ya ostenta una agresividad remarcable (de 8 a 10 ya es de alta agresividad).

Autor/a: Olatz eta Leire
Fuente: Flickr / Creative Commons

¿Qué ocurre con una alta adherencia a las dietas Occidental y Prudente?
“Nuestros datos -indica Castelló- muestran que en los pacientes con tumores de próstata agresivos era menos probable que hubiese una alta adherencia a la dieta mediterránea. Sin embargo, para evaluar el papel pronóstico de la dieta -si la dieta mediterránea puede ayudar a controlar un cáncer de próstata en enfermos de cáncer prostático- hace falta seguir a los enfermos en el tiempo”. En este sentido, Pérez-Gómez comenta que “el doctor José Juan Jiménez Moleón, desde el grupo de la Universidad de Granada de MCC-Spain, está coordinando el registro de la evolución clínica de los pacientes con cáncer de próstata de nuestro estudio. Una vez finalice esta fase, podremos testar si la adherencia a la dieta mediterránea antes del diagnóstico modula o no el pronóstico de los enfermos”. Por otro lado, los investigadores no han encontrado efecto alguno, ni positivo, ni negativo, de una alta adherencia a las dietas Occidental y Prudente sobre el riesgo de cáncer de próstata avanzado.

“En resumen, en nuestra opinión, el mensaje que puede ser extraído de nuestros resultados es que aquellos hombres con mayor grado de adherencia al patrón Mediterráneo tienen menos riesgo de tener cánceres de próstata agresivos que aquellos cuyos hábitos alimenticios se alejan de este perfil. Los resultados en esta línea, de confirmarse en otros estudios, pueden ser muy relevantes, ya que hay muy poca información sobre los factores asociados a este tumor. Estos datos, además, apoyarían más aún la evidencia de los beneficios para la salud asociados a seguir las recomendaciones dietéticas basadas en el patrón de dieta mediterráneo”, sostienen ambas doctoras.

“MCC-Spain es el mayor estudio de casos y controles hecho en España para investigar la influencia de factores ambientales -incluyendo la dieta- en el origen de tumores frecuentes como el cáncer de próstata”, añade Pérez-Gómez a través de un comunicado difundido por el CIBER (Consorcio Centro de Investigación Biomédica en Red), CIBERESP e ISCIII.

Artículo de referencia:
Castelló A, Boldo E, Amiano P, Castaño-Vinyals G, Aragonés N, Gómez-Acebo I, Peiró R, Jimenez-Moleón JJ, Alguacil J, Tardón A, Cecchini L, Lope V, Dierssen-Sotos T, Mengual L, Kogevinas M, Pollán M, Pérez-Gómez B; MCC-Spain researchers. Mediterranean dietary pattern is associated to low risk of aggressive prostate cancer: MCC-Spain study. J Urol. 2017 Aug 22. pii: S0022-5347(17)77385-5. doi: 10.1016/j.juro.2017.08.087. In press.

Farmacosalud, todos los derechos reservados     I     Nota legal     I     Política de privacidad     I     Contacto
Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Web Médica Acreditada. Ver más información WISweb creada por Likuit Likuit

La información que figura en esta página web está dirigi­da exclusivamente al Profesional Sanitario facultado para prescribir o dispensar medicamentos, por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación.

Aviso legal

La información que está a punto de ver está exclusivamente dirigida a profesionales sanitarios. Incluye información sobre especialidades farmacéuticas autorizadas por la Agencia Española del Medicamento. El Real decreto 1416/1994, de 25 de Junio, por el cual se regula la publicidad de los medicamentos de uso Humano. Farmacosalud.com no se hace responsable del uso ilegal o indebido de dicha información. Tampoco se hace responsable de la manipulación de los contenidos derivados de las informaciones. El acceso a ellas y el uso que pueda hacerse es responsabilidad exclusiva de quien lo realice.

Acceder Salir