Usuario Contraseña
Menu 

Especialidades / Enfermedades predominantes / Gastroenterología y enfermedades digestivas

Fecha de publicación: 24 enero, 2017 / Fecha de Modificación: 25 enero, 2017

Introducción

Doctor Javier P. Gisbert. Servicio de Aparato Digestivo. Hospital Universitario de la Princesa. Madrid. Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Hepáticas y Digestivas (CIBEREHD). Presidente del Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa (GETECCU)

Dr. Javier P. Gisbert

El Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa (GETECCU) es una Asociación de ámbito nacional, sin ánimo de lucro, cuyo objetivo primordial es el estudio y la investigación de la enfermedad inflamatoria intestinal (EII), así como procurar la homologación de criterios clínico-terapéuticos en el diagnóstico y tratamiento de la misma. En este sentido, la visión de GETECCU es mejorar la vida de las personas afectas por la EII promoviendo la excelencia asistencial, docente, investigadora e influyendo en acciones políticas y sociales. Por último, la visión de GETECCU, tal y como se recoge en sus estatutos, es ser el referente dentro del área de la EII en investigación, docencia y para el establecimiento de los estándares de calidad asistencial en el Estado español, y simbolizar una marca de excelencia y fiabilidad ante la sociedad científica, la Administración, los agentes sociales y la empresa privada, tanto a nivel nacional como internacional.

En realidad, todas las acciones y actividades de GETECCU van dirigidas a la mejora de la calidad de vida de los pacientes con EII, pues ese es nuestro objetivo fundamental. Pretendemos que GETECCU genere conocimiento mediante investigación propia, que dicho conocimiento se divulgue adecuadamente (entre los médicos y entre los pacientes) mediante una buena estrategia docente, que se fomente una práctica clínica de excelencia (uniforme, de calidad y multidisciplinaria) y, finalmente, actuar de referente en el asesoramiento de la Administración Sanitaria defendiendo los intereses de nuestros pacientes.

Doctor Javier Pérez Gisbert Autor/a de la imagen: Enric Arandes Fuente: E. Arandes / www.farmacosalud.com

Doctor Javier Pérez Gisbert
Autor/a de la imagen: Enric Arandes
Fuente: E. Arandes / www.farmacosalud.com

Las manifestaciones extraintestinales en general y, de entre ellas, las articulares en particular, suponen un problema frecuente en los pacientes con EII. De hecho, la relación entre ambas entidades parece estrecha y cada vez hay más datos que indican que el intestino desempeña un importante papel en la patogenia de las espondiloartritis. La asociación de la EII con algún tipo de espondiloartritis supone un escenario clínico complejo. Se hace necesario, por tanto, que gastroenterólogos y reumatólogos puedan trabajar juntos y establecer una comunicación fluida que permita a cada paciente recibir el tratamiento más adecuado para cada situación concreta. En este sentido, GETECCU publicará en breve las “Recomendaciones del Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa (GETECCU) sobre el tratamiento de pacientes con espondiloartritis asociada a enfermedad inflamatoria intestinal”[1]. El objetivo de esta revisión es establecer unas recomendaciones sobre el tratamiento de los pacientes con EII y espondiloartritis asociada, en cada uno de los distintos escenarios clínicos, y el Dr. González-Lama nos hará un resumen de su contenido en este número de Farmacosalud.

El uso de anticuerpos contra el factor de necrosis tumoral alfa (anti-TNF) aumenta el riesgo de tuberculosis en pacientes con EII. GETECCU publicó las primeras guías de cribado de tuberculosis para pacientes con EII en 2003 y las revisó en 2006. Sin embargo, la implementación en la práctica clínica de nuevas pruebas diagnósticas como los test de liberación de interferón gamma, el mayor conocimiento epidemiológico y clínico de la tuberculosis en el contexto de tratamiento anti-TNF, y la evidencia de que las recomendaciones de cribado de infección tuberculosa latente en pacientes candidatos a terapia anti-TNF disminuye pero no erradica los casos de esta enfermedad, han motivado la nueva revisión de las recomendaciones de GETECCU al respecto. Así, recientemente se han publicado las “Recomendaciones del Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa (GETECCU) sobre el cribado y tratamiento de la tuberculosis latente en pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal”[2]. En este caso, el Dr. Riestra nos resumirá los aspectos más relevantes de dicho documento.

Diferentes estudios han puesto de manifiesto que los factores psicológicos como el estrés, la ansiedad o la depresión predicen la calidad de vida de los pacientes con EII de manera independiente de la gravedad de la propia enfermedad. Parece claro que los desórdenes psicólogos condicionan la calidad de vida de los pacientes pero, además, los síntomas depresivos y ansiosos podrían tener un efecto perjudicial en el curso de diversas enfermedades. En el caso de la EII en concreto, el papel que los factores psicosociales juegan en el curso de la enfermedad es controvertido, si bien algunos estudios sugieren que tanto el estado depresivo asociado a la ansiedad como una calidad de vida deteriorada influyen negativamente en el curso de la EII[3]. En cualquier caso, todos coinciden en subrayar la importancia de la identificación rutinaria, valoración y manejo de las alteraciones psicológicas como parte del tratamiento clínico. Por todo ello, en el presente número de la revista contamos con la inestimable participación de Laura Camacho, Psicóloga de la Asociación de Pacientes con EII (ACCU), que nos hablará sobre el “Abordaje psicológico de los pacientes con EII”.

La incidencia de la EII varía ampliamente en función de los distintos países[4-5]. Clásicamente se había observado la existencia de un gradiente norte-sur, siendo más frecuente el diagnóstico de EII en los países más septentrionales en comparación con las regiones localizadas más al sur. Más recientemente se ha sugerido la existencia de un gradiente este-oeste, observando tasas de incidencia de EII más elevadas en occidente en comparación con los países orientales. En último término, se ha sugerido que esto es un reflejo de que la EII se manifiesta con más frecuencia en países industrializados y es una enfermedad rara en países en vías de desarrollo. En lo que coinciden la mayoría de los estudios es que, globalmente, estamos asistiendo a un aumento en la incidencia de la EII en comparación con décadas previas. En este sentido, en este número de Farmacosalud el Dr. Bujanda tratará los aspectos más relevantes de la epidemiología de la EII.

A pesar de la disponibilidad de nuevos y potentes fármacos para el tratamiento de la enfermedad de Crohn, una relevante proporción de pacientes se someterá a una resección intestinal para el control de la enfermedad a lo largo de su evolución. En ausencia de un tratamiento preventivo eficaz, la aparición de nuevas lesiones intestinales tras la cirugía por la enfermedad de Crohn es la norma; a este hecho se le conoce como recurrencia postquirúrgica y puede aparecer muy precozmente, incluso pocas semanas después de la resección quirúrgica. Además, los fármacos actualmente disponibles para la prevención de la recurrencia posquirúrgica tienen una eficacia limitada: hasta el 50% de los casos vuelven a presentar actividad de la enfermedad de Crohn a pesar del tratamiento preventivo, lo que puede conducir a una nueva cirugía, con la consiguiente pérdida de función intestinal que finalmente puede producir un síndrome de intestino corto. Por tanto, el manejo de los pacientes con enfermedad de Crohn sometidos a resección intestinal debe estar orientado a la prevención, detección precoz y, en el peor de los casos, al tratamiento de la recurrencia postquirúrgica. En un documento de posicionamiento que se publicará en breve, titulado “Recomendaciones del Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa (GETECCU) sobre la monitorización, prevención y tratamiento de la recurrencia postquirúrgica en la enfermedad de Crohn”[6], se revisan precisamente los conocimientos actuales de la historia natural, las medidas de diagnóstico, monitorización, prevención y tratamiento de la recurrencia postquirúrgica; y sobre ello nos hablará en esta ocasión del Dr. Domènech en su entrevista para Farmacosalud.

En la última década, la aparición de medicamentos biológicos, como los anticuerpos monoclonales anti-TNF, ha supuesto un cambio en el paradigma del tratamiento de los pacientes que sufren una EII[7]. Con el fin de las patentes de uso de los primeros anticuerpos monoclonales comienzan a aparecer sus biosimilares, que han generado a la vez controversias y expectativas. ‘Biosimilar’ es un término usado para definir un medicamento considerado similar o equivalente (pero no idéntico) a un producto de origen biológico original; similar o equivalente se refiere a los resultados obtenidos en estudios preclínicos y clínicos (tanto de eficacia como de seguridad), y esta similitud o equivalencia se define como la “ausencia de diferencias relevantes” en relación al medicamento de referencia. Pues bien, en este número de la revista la Dra. Gutiérrez nos hablará sobre el papel de los fármacos biosimilares, específicamente en pacientes con EII.

Bibliografía
1. González-Lama J, Sanz J, Bastida G, Campos J, Ferreiro R, Joven B, Gutiérrez A, Juanola X, Sicilia B, Veroz R, Gisbert JP, Chaparro M, Domènech E, Esteve M, Gomollón F. Recomendaciones del Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa (GETECCU) sobre el tratamiento de pacientes con espondiloartritis asociada a enfermedad inflamatoria intestinal. Enferm inflam intest dia 2017; En prensa.
2. Riestra S, Taxonera S, Carpio D, López-San Román A, Gisbert JP, Domènech E. Recomendaciones del Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa (GETECCU) sobre el cribado y tratamiento de la tuberculosis latente en pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal. Enferm inflam intest dia 2015; 14: 109-119.
3. Mittermaier C, Dejaco C, Waldhoer T, Oefferlbauer-Ernst A, Miehsler W, Beier M, Tillinger W, Gangl A, Moser G. Impact of depressive mood on relapse in patients with inflammatory bowel disease: a prospective 18-month follow-up study. Psychosom Med 2004; 66: 79-84.
4. Pajares JM, Gisbert JP. Epidemiology of inflammatory bowel disease in Spain. A systematic review. Rev Esp Enferm Dig 2001; 93: 9-20.
5. Molodecky NA, Soon IS, Rabi DM, Ghali WA, Ferris M, Chernoff G, Benchimol EI, Panaccione R, Ghosh S, Barkema HW, Kaplan GG. Increasing incidence and prevalence of the inflammatory bowel diseases with time, based on systematic review. Gastroenterology 2012; 142: 46-54 e42; quiz e30.
6. Domènech D, López-Sanromán A, Nos P, Vera M, Chaparro M, Esteve M, Gisbert JP, Mañosa M. Recomendaciones del Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa (GETECCU) sobre la monitorización, prevención y tratamiento de la recurrencia postquirúrgica en la enfermedad de Crohn. 2017; En prensa.
7. Chingcuanco F, Segal JB, Kim SC, Alexander GC. Bioequivalence of Biosimilar Tumor Necrosis Factor-alpha Inhibitors Compared With Their Reference Biologics: A Systematic Review. Ann Intern Med 2016; 165: 565-574.

Farmacosalud, todos los derechos reservados     I     Nota legal     I     Política de privacidad     I     Contacto
Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Web Médica Acreditada. Ver más información WISweb creada por Likuit Likuit

La información que figura en esta página web está dirigi­da exclusivamente al Profesional Sanitario facultado para prescribir o dispensar medicamentos, por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación.

Aviso legal

La información que está a punto de ver está exclusivamente dirigida a profesionales sanitarios. Incluye información sobre especialidades farmacéuticas autorizadas por la Agencia Española del Medicamento. El Real decreto 1416/1994, de 25 de Junio, por el cual se regula la publicidad de los medicamentos de uso Humano. Farmacosalud.com no se hace responsable del uso ilegal o indebido de dicha información. Tampoco se hace responsable de la manipulación de los contenidos derivados de las informaciones. El acceso a ellas y el uso que pueda hacerse es responsabilidad exclusiva de quien lo realice.

Acceder Salir