Usuario Contraseña
Menu 

Especialidades / Enfermedades predominantes / Uro-andrología

Fecha de publicación: 10 febrero, 2015 / Fecha de Modificación: 17 febrero, 2015

La Hiperplasia benigna de próstata, una gran desconocida

El agrandamiento de la próstata o lo que es lo mismo la hiperplasia beninga de próstata sigue siendo una perfecta desconocida. El abanico de opciones de tratamiento y su fácil acceso hace que se convierta en una enfermedad potencialmente curable y tratable.

Redacción Farmacosalud.com

¿Qué es la próstata?

La próstata es una glándula pequeña del tamaño de una nuez aproximadamente. Se sitúa debajo de la vejiga, en frente del recto. La próstata es una parte del tracto reproductivo masculino. Produce un líquido que combina con el esperma para crear semen. Al nacer, la glándula de la próstata es pequeña.

Cuando los niveles de testosterona aumentan durante la pubertad, la próstata crece de manera rápida, doblando su tamaño a los 20 años de edad. El crecimiento se ralentiza durante las próximas dos décadas y la próstata no suele causar problemas durante muchos años.

Hiperplasia-benigna-de-prostata

Fuente: Archivo

Menos del 10 por ciento de los hombres de 30 años de edad tiene agrandamiento de la próstata. A los 40 años de edad, el hombre experimenta un segundo agrandamiento. La mitad de los hombres tiene un agrandamiento de próstata a los 60 años de edad, y a los 85, el 90 por ciento de los hombres tiene un agrandamiento de próstata.

La próstata rodea el conducto que transporta la orina desde la vejiga. Durante la pubertad, la próstata se expande. El agrandamiento ocurre durante la segunda mitad de la vida, sin embargo, se concentra en la parte de la glándula cercana a la uretra. A medida que la glándula aumenta, interfiere con el flujo de orina fuera de la vejiga. Esto incrementa la función de la vejiga para eliminar la orina. Con el tiempo el problema se agrava y con frecuencia la vejiga no llega a vaciar toda la orina.

¿Qué es la hiperplasia benigna de próstata?

La hiperplasia benigna de próstata (HBP) es una enfermedad frecuente en hombres mayores.

Se produce cuando aumenta el número de células de la próstata, haciendo la glándula más grande. Un aumento moderado de la próstata sería aproximadamente del tamaño de una ciruela, pero en casos muy graves puede alcanzar el tamaño de un pomelo. El aumento del tamaño de la próstata puede causar problemas a la hora de orinar. La HBP no deriva directamente en cáncer de próstata, que también aparece en hombres mayores. Sin embargo, la HBP es una enfermedad que puede derivar en complicaciones si no se trata adecuadamente.

(Izquierda) Próstata Normal (Derecha) HBP

(Izquierda) Próstata Normal (Derecha) HBP
Fuente: Archivo

¿Cuáles son las causas?

El crecimiento de la próstata suele venir acompañado de síntomas obstructivos como micción vacilante o intermitente, disminución de fuerza y adelgazamiento del calibre del chorro urinario. También pueden presentarse síntomas irritativos como disuria (dolor, molestia o sensación urgente que se presenta al orinar), frecuencia urinaria, nicturia (aumento de la frecuencia urinaria nocturna), y urgencia por ir al baño.

Sin embargo, no se conoce la causa real del agrandamiento de la próstata. Los factores ligados al envejecimiento y a los cambios en las células de los testículos pueden intervenir en el crecimiento de la glándula. Los hombres a quienes se les extirpan los testículos a temprana edad (por ejemplo, como resultado de un cáncer testicular) no presentan HPB. De modo similar, si los testículos se extirpan después de que el individuo desarrolle HPB, la próstata comienza a reducirse en tamaño.

Algunos datos acerca del agrandamiento de la próstata son:

-La probabilidad de presentar agrandamiento de próstata se incrementa con la edad.

-La HPB es tan común que se ha dicho que todos los hombres tendrán agrandamiento de próstata si viven lo suficiente.

-Un pequeño grado de agrandamiento de la próstata está presente en muchos hombres mayores de 40 años. Más del 90% de los hombres mayores de 80 años tienen esta afección.

-No se han identificado factores de riesgo distintos al hecho de tener testículos que funcionan normalmente.

¿Qué síntomas produce la hiperplasia benigna de próstata?

iStock_000022138575XSmall_koya79

Fuente: Archivo

El crecimiento de la próstata suele venir acompañado de síntomas obstructivos como micción vacilante o intermitente, disminución de fuerza y adelgazamiento del calibre del chorro urinario. También pueden presentarse síntomas irritativos como disuria (dolor, molestia o sensación urgente que se presenta al orinar), frecuencia urinaria, nicturia (aumento de la frecuencia urinaria nocturna), y urgencia por ir al baño.

El agrandamiento de próstata puede hacer que sea más difícil orinar. No todos los hombres que tienen un agrandamiento de próstata experimentan los síntomas.

Sin embargo, una cuarta parte de todos los hombres en los Estados Unidos expresa tener algun problema al orinar. En primer lugar, los síntomas pueden ser leves debido a que el músculo de la vejiga es capaz de compensar la presión del agrandamiento de la próstata sobre la uretra. La presión de la próstata en la uretra produce una corriente interrumpida o débil de orina.

Otros síntomas incluyen:

- Dificultad para empezar a orinar - Permanencia de la dificultad tras haber orinado - Sensación de no haber vaciado la vejiga por completo

La gravedad de estos síntomas sucede cuando la orina que se encuentra en la vejiga produce irritación. Estos síntomas incluyen:

- Micción dolorosa - Necesidad de vaciar la vejiga constantemente, especialmente por la noche - Sensación de urgencia que acompaña a la necesidad de orinar - Pérdida del control de la vejiga (incontinencia)

Las complicaciones severas pueden ocurrir si la vejiga no se vacía por completo. La orina que permanece en la vejiga puede producir el crecimiento bacteriano, que puede causar infecciones en el tracto urinario. Además, los cálculos urinarios se pueden formar en el revestimiento de la vejiga debido a una acumulación de restos y productos químicos. Los vasos sanguíneos rotos pueden producir sangre en la orina, a menudo debido a venas desgarradas o ampliadas en la superficie interna de la próstata. La sangre en la orina también se puede producir por el estiramiento de la pared de la vejiga. Si no se trata, la orina retenida en la vejiga puede ascender hasta a los riñones, lo que puede producir lesiones e insuficiencia renal.

¿Qué pruebas se realizan para revisar la próstata?

La revisión o chequeo prostático es sencilla pero debe de realizarse bien, de una manera personalizada y en un ambiente confidencial.

Es obligatoria la realización de una buena historia clínica por un urólogo con experiencia, dedicando el tiempo necesario para que el paciente nos cuente todos sus problemas prostáticos, sexuales, etc… La historia clínica debe de completarse con una buena exploración física de los riñones, abdomen, vejiga, testículos y sobre todo de la próstata.

La realización de un tacto rectal permite valorar el tamaño de la próstata y detectar si existen nódulos duros sugestivos de cáncer. Este tacto rectal no tiene porque ser molesto si el urólogo lo realiza con cuidado y sin prisas. Además, la revisión básica de la próstata debe incluir un análisis de sangre, determinando PSA (Antígeno Prostático Específico) y creatinina, (función del riñón) y un análisis de orina.

En determinados pacientes, puede ser aconsejable la realización de otras pruebas: test genérico para la detección de cáncer de próstata (PCA3), ecografía, flujometría, residuo miccional, etc.

Hiperplasia-benigna-de-prostata1

Fuente: Archivo

¿Qué es un tacto rectal?

Puede que su médico realice una exploración física, que podría incluir una prueba denominada tacto rectal. Durante esta prueba, su médico se pondrá unos guantes lubricados e introducirá un dedo en el recto, para examinar la próstata. Aunque este procedimiento puede ser desagradable, no es doloroso. Muchos hombres consideran la posibilidad de realizarles un tacto rectal como una situación embarazosa; es importante que recuerde que es un procedimiento sencillo que realiza el médico con frecuencia a muchos hombres.

¿Cual es el tratamiento para combatir la HBP?

Existen diferentes opciones de tratamiento disponibles para la HBP que su médico comentará con usted después de revisar su historia clínica y realizar una exploración física. La elección del tratamiento dependerá tanto de la gravedad de sus síntomas, como del grado en que afecten a su vida diaria y de sus circunstancias particulares (por ejemplo, si padece cualquier otra enfermedad o complicaciones asociadas a la HBP). Su médico comentará con usted las ventajas y desventajas de las diferentes opciones de tratamiento.

Medicación

Los medicamentos llamados bloqueadores alfa ayudan a relajar los músculos en la base de la vejiga y aumentan la capacidad del hombre para orinar. Aproximadamente el 70 por ciento de los hombres experimentan mejoras en sus síntomas a partir de unos días o semanas tras haber comenzado a consumir estos medicamentos.

La parte negativa es que los bloqueadores alfa pueden provocar mareos, fatiga o hipotensión. Normalmente los bloqueadores alfa que más se prescriben incluyen tamsulosina, alfuzosina, doxazosina y terazosina. Para algunos hombres, los fármacos que bloquean la testosterona pueden reducir el tamaño de la próstata e incrementar el flujo de la orina.

Las desventajas de este tipo de fámarcos son que se pueden tardar de tres a seis meses para comenzar a actuar, y que pueden causar impotencia en aproximadamente el 4 por ciento de los hombres que lo toman. Los bloqueadores de testosterona comúnmente prescritos, también conocidos como inhibidores de la 5-alfa reductasa, incluyen finasterida y dutasterida.

Estudios recientes sugieren que la combinación de los bloqueadores alfa con los bloqueadores de testosterona pueden dar mejores resultados que los fármacos de forma aislada.

Fuente: Enric Arandes/ www.farmacosalud.com

Fuente: Enric Arandes / www.farmacosalud.com

Cirugía

Esta opción ofrece la mejor opción para mejorar los síntomas pero también conlleva el mayor riesgo de sufrir complicaciones. Hay varios tipos de procedimientos quirúrgicos:

-La resección transuretral de la próstata: Este es el procedimiento que se realiza con mayor frecuencia. El cirujano introduce un telescopio y un lazo eléctrico a través de la uretra hasta la próstata agrandada de tamaño. El lazo eléctrico quema el tejido prostático adicional para abrir el conducto uretral. La operación dura unos 90 minutos. Requiere anestesia general o espinal y la permanencia en el hospital por un día. Los efectos secundarios más comunes son la eyaculación retrógrada, en la que el semen fluye a la vejiga en lugar de ir al extremo del pene, y concluye en orgasmos “secos”.

-Incisión transuretral de la próstata: Esta cirugía ensancha la uretra haciendo cortes pequeños en la apertura de la vejiga, en lugar de eliminar el tejido de la próstata. Este procedimiento tiene la ventaja de producir pocas complicaciones y no es necesaria el ingreso en el hospital por una noche. Sin embargo, los resultados a largo plazo no son tan buenos como la resección transuretral de la próstata.

-Termoterapia transuretral con microondas: Una antena de microondas se inserta en la uretra para calentar la próstata y destruir la parte de la próstata que es demasiado grande. Este procedimiento cuesta menos que la resección transuretral de la próstata. No es necesario permanecer una noche en el hospital. Sin embargo, aproximadamente la mitad de los hombres necesitan un tratamiento adicional a los cuatro años.

-Ablación con aguja transuretral de la próstata: Este procedimiento utiliza una aguja calentada para quemar pequeñas cantidades de tejido de la próstata. Al igual que la Incisión transuretral de la próstata, este procedimiento cuesta menos que la resección transuretral de la próstata y supone menos complicaciones. No es necesario el ingreso hospitalario.

-Prostatectomía transuretral ecoguiada inducida por láser: Utilizando la ecografía como guía, el cirujano elimina el tejido de próstata que es demasiado grande con un láser. Una variación de este procedimiento que utiliza un telescopio en lugar de la ecografía se llama Prostatectomía visualizada con láser asistido.

-Láser verde: La vaporización con Láser Verde KTP 180 watios, es una fibra láser de color verde que funciona mediante un haz de luz con una longitud de onda de 532 nanómetros. El haz de láser produce la evaporación de 1 a 2 gramos de tejido prostático por minuto, por lo que se podrían tratar con esta técnica mínimamente invasiva, glándulas más grandes que hasta ahora eran tratadas mediante cirugía abierta. Se trata de una técnica endoscópica mínimamente invasiva con claras ventajas sobre los tratamientos convencionales.

-Cirugía abierta: Ocasionalmente, una agrandamiento de próstata excesivo puede requerir una incisión entorno al hueso púbico para acceder a la próstata agrandada y eliminarla por cirugía convencional.

P1010016_01

Fuente: Enric Arandes / www.farmacosalud.com

Enlaces recomendados: http://www.institutouroandrologico.com/servicios/enfermedades_prostata.php http://www.gsk.es/html/area-de-salud/hiperplasia.html http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000381.htm http://www.urovirtual.net/videos/presentacion_fotovaporizacion_prostatica_laser_verde_pacientes_hiperplasia_benigna_prostata http://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/tratamientos/laser-verde

Farmacosalud, todos los derechos reservados     I     Nota legal     I     Política de privacidad     I     Contacto
Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Web Médica Acreditada. Ver más información WISweb creada por Likuit Likuit

La información que figura en esta página web está dirigi­da exclusivamente al Profesional Sanitario facultado para prescribir o dispensar medicamentos, por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación.

Aviso legal

La información que está a punto de ver está exclusivamente dirigida a profesionales sanitarios. Incluye información sobre especialidades farmacéuticas autorizadas por la Agencia Española del Medicamento. El Real decreto 1416/1994, de 25 de Junio, por el cual se regula la publicidad de los medicamentos de uso Humano. Farmacosalud.com no se hace responsable del uso ilegal o indebido de dicha información. Tampoco se hace responsable de la manipulación de los contenidos derivados de las informaciones. El acceso a ellas y el uso que pueda hacerse es responsabilidad exclusiva de quien lo realice.

Acceder Salir