Esta información está dirigida exclusivamente a los profesionales sanitarios facultados para prescribir o dispensar medicamentos y que, por lo tanto, es necesaria una formación especializada para su correcta interpretación.
Usuario Contraseña
Menu 

Especialidades / Otras especialidades / Cirugía plástica, estética y reparadora

Fecha de publicación: 2 abril, 2018 / Fecha de Modificación: 16 marzo, 2018

Una selfie no es el mejor criterio a la hora de valorar someterse a la cirugía estética

Las cámaras de los teléfonos móviles suelen utilizar objetivos con grandes angulares que, en primeros planos, pueden distorsionar las imágenes, sostiene SECPRE

Redacción Farmacosalud.com

Uno de cada 10 españoles que recurren a la Cirugía Estética lo hace influido por las selfies -autorretratos tomados con la cámara del teléfono móvil- y/o los comentarios que, sobre tales imágenes, realizan otros usuarios de redes sociales, según una encuesta realizada por la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) a cirujanos plásticos de toda España[1].

Aunque, como es habitual desde hace muchos años, las dos intervenciones quirúrgico-estéticas más demandadas en territorio español son el aumento mamario y la liposucción, la misma encuesta revela que, por primera vez, cuatro procedimientos relacionados con la cara se encuentran en el top 10 de dicha demanda: la blefaroplastia o cirugía de los párpados, la rinoplastia o cirugía de la nariz, el rejuvenecimiento facial no quirúrgico -principalmente, rellenos con ácido hialurónico y tratamientos con toxina botulínica- y el lifting facial.

Consejos de SECPRE

Por todo ello, la SECPRE ha puesto en marcha una campaña online de concienciación sobre selfies y Cirugía Estética en la que, acompañando a una creatividad al respecto, ofrece a los usuarios de redes sociales las siguientes recomendaciones:

Fuente: SECPRE / Cícero Comunicación

Fuente: SECPRE / Cícero Comunicación

1. Ten en cuenta que un selfie no es la mejor herramienta para valorar la oportunidad de una intervención quirúrgico-estética. Las cámaras de los teléfonos móviles suelen utilizar objetivos con grandes angulares que, en primeros planos, pueden distorsionar las imágenes -por ejemplo, agrandando la nariz-, además de no disponer habitualmente de buenas condiciones de iluminación, con las consiguientes sombras indeseadas.

2. Por supuesto, eres libre de hacerte todos las selfies que quieras y compartirlas en redes sociales, pero toma los comentarios de otros usuarios con cautela, sobre todo si tienes tu perfil abierto a todo el mundo. Por ello, antes de decidir sobre una intervención quirúrgico-estética, acude a un profesional con la titulación oficial de Médico Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora. Nadie mejor que el ‘tándem’ que forméis tú y este profesional para valorar juntos si operarte, de qué, cómo y cuándo.

3. Esta valoración debe estar basada siempre en criterios médicos, por encima de (aunque sean factores a tener en cuenta) criterios económicos o deseos estéticos personales. Los criterios médicos son los que te transmite el cirujano plástico teniendo en cuenta tu edad, tus hábitos de vida y tus condiciones físicas individuales, siendo estas últimas tus características anatómicas, la capacidad de cicatrización de la zona o zonas a intervenir y su deseable proporción respecto a las zonas adyacentes.

4. Si eres menor de edad, recuerda que el actual marco legal español establece que, para someterte a una intervención quirúrgica del tipo que sea, necesitas el consentimiento de tus padres o representantes legales y su valoración, junto al médico, de la gravedad o el riesgo de dicha intervención, tu nivel de madurez emocional e intelectual y tu situación de emancipación, a todo lo cual hay que añadir, en este caso, el análisis que realice el cirujano plástico del nivel de desarrollo anatómico de la zona o zonas a intervenir.

5. Desconfía de intervenciones ‘sospechosamente baratas’, como las que proliferan en redes sociales con fechas límite, bonos, 2×1 y promociones similares. Están consideradas “faltas muy graves” por los estatutos de la SECPRE, ya que, además de equiparar intervenciones quirúrgicas con productos de consumo, suelen ofrecer precios por debajo del coste medio de los recursos técnicos y humanos necesarios para garantizar al máximo la seguridad del paciente y la excelencia de los resultados.

Referencias
1. La encuesta de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética se ha realizado a 1.000 cirujanos plásticos titulados, miembros de la SECPRE, repartidos por toda la geografía española. El error muestral es de ±5,1%, con un nivel de confianza del 95,5%. El trabajo de campo tuvo lugar en el segundo semestre de 2017 mediante entrevistas online

Farmacosalud, todos los derechos reservados     I     Nota legal     I     Política de privacidad     I     Contacto
Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Web Médica Acreditada. Ver más información WISweb creada por Likuit Likuit

La información que figura en esta página web está dirigi­da exclusivamente al Profesional Sanitario facultado para prescribir o dispensar medicamentos, por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación.

Aviso legal

La información que está a punto de ver está exclusivamente dirigida a profesionales sanitarios. Incluye información sobre especialidades farmacéuticas autorizadas por la Agencia Española del Medicamento. El Real decreto 1416/1994, de 25 de Junio, por el cual se regula la publicidad de los medicamentos de uso Humano. Farmacosalud.com no se hace responsable del uso ilegal o indebido de dicha información. Tampoco se hace responsable de la manipulación de los contenidos derivados de las informaciones. El acceso a ellas y el uso que pueda hacerse es responsabilidad exclusiva de quien lo realice.

Acceder Salir

¿ES USTED PROFESIONAL SANITARIO?

Farmacosalud
Esta información está dirigida exclusivamente a los profesionales sanitarios facultados para prescribir o dispensar medicamentos y que, por lo tanto, es necesaria una formación especializada para su correcta interpretación.
¿Es usted profesional sanitario?
Farmacosalud