Esta información está dirigida exclusivamente a los profesionales sanitarios facultados para prescribir o dispensar medicamentos y que, por lo tanto, es necesaria una formación especializada para su correcta interpretación.
Usuario Contraseña
Menu 

Especialidades / Enfermedades predominantes / Geriatría

Fecha de publicación: 15 julio, 2016 / Fecha de Modificación: 14 julio, 2016

La proteína Mitofusina 2 podría ser una diana terapéutica en sarcopenia

Se ha comprobado que la falta de esta sustancia acelera el envejecimiento muscular en ratones

Redacción Farmacosalud.com

Una de las alteraciones que más afecta a la calidad de vida de las personas mayores es la atrofia muscular inducida por la edad con la consiguiente pérdida de fuerza, conocida como sarcopenia. Hacia los 55 años, las personas comienzan a disminuir su masa muscular, hasta edades avanzadas, cuando la pérdida es ya más crítica. Se desconoce cómo se llega a la sarcopenia ni cómo tratarla. Una investigación del Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona), en colaboración con la Universidad de Barcelona (UB) y el Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (CIBERDEM), ha descubierto en ratones que la proteína Mitofusina 2 es necesaria para mantener unos músculos sanos. En el artículo científico[1], publicado en ‘The EMBO Journal’, indican que esta proteína podría ser una diana terapéutica válida para mejorar la sarcopenia en gente mayor.

Los científicos liderados por Antonio Zorzano, coordinador del programa de Medicina Molecular del IRB Barcelona, catedrático de la UB e ICREA Academia, observan que los ratones durante el envejecimiento y de forma natural, van perdiendo específicamente expresión de Mitofusina 2 en los músculos. Demuestran que la baja actividad de esta proteína en ratones de 24 meses (equivalentes a una persona de 80 años) está directamente relacionada con la atrofia muscular y la sarcopenia que presentan. Los científicos confirman la asociación entre pérdida de Mitofusina 2 y envejecimiento muscular cuando eliminan la proteína en el músculo de ratones de 6 meses (equivalentes a una persona de 30 años) porque aceleran el envejecimiento, reproduciendo prematuramente las condiciones de la musculatura de ratones viejos.

Algunos ancianos necesitan ayuda para sus tareas cotidianas a causa de la sarcopenia
“Durante cinco años hemos recogido pruebas suficientemente significativas que demuestran la contribución de Mitofusina 2 para mantener la buena salud de los músculos en ratones y que nos permiten pensar en una estrategia terapéutica para la sarcopenia”, explica el primer autor del artículo David Sebastián, investigador del IRB Barcelona y del CIBERDEM. “La sarcopenia no es un problema menor porque hace que algunas personas mayores necesiten ayuda para sus tareas cotidianas”, explica el científico del IRB Barcelona, Antonio Zorzano, jefe del Laboratorio de enfermedades metabólicas complejas y mitocondrias. “Si queremos aumentar la salud de las personas mayores este es un problema que hay que abordar”, recalca el también investigador del CIBERDEM. El envejecimiento de la población mundial es un hecho. Las Naciones Unidas calculan que para el 2050, 2.100 millones de personas tendrán más de 60 años, un 22% de la población global; a día de hoy son el 12%.

El laboratorio del Dr. Zorzano tiene en marcha un estudio en colaboración con geriatras del Hospital de Sant Joan de Déu para demostrar que la represión de Mitofusina 2 también ocurre durante el envejecimiento humano. “Es la prueba necesaria si queremos hacer el traslado a la clínica”, expone. En paralelo, ya tienen a punto la tecnología para buscar moléculas farmacológicas para potenciar la actividad de Mitofusina 2. Además, explica el científico, hay otro fenómeno de degeneración muscular extrema, en este caso asociado a enfermedad, especialmente en cáncer, llamado caquexia. “Si encontramos una molécula que mejore el estado de los músculos, se debería testar en pacientes de cáncer con caquexia”, asegura Zorzano, “porque en algunos casos es la auténtica causa de la muerte de los enfermos”.

La Mitofusina 2 es una proteína mitocondrial que interviene en el buen funcionamiento de la dinámica de las mitocondrias dentro de las células, y tiene a la vez funciones relacionadas con la autofagia, un proceso crucial para la eliminación de mitocondrias dañadas. La pérdida de Mitofusina 2 hace que el sistema de reciclaje de mitocondrias no funcione correctamente y en consecuencia se acumulen mitocondrias en mal estado en las células musculares. Gracias al estudio, los investigadores también han identificado y descrito un sistema de rescate de la autofagia que entra en funcionamiento independiente de Mitofusina 2, y que permite a las células recuperar parcialmente el sistema de reciclaje de mitocondrias en el músculo esquelético. Los científicos sugieren que esta podría ser una vía metabólica alternativa a Mitofusina para aumentar la autofagia en el músculo esquelético y mantener un sistema de mitocondrias en mejores condiciones.

Neumonía: 1ª causa de mortalidad por infecciones en los pacientes pluripatológicos
El paciente pluripatológico se caracteriza por sufrir dos o más enfermedades crónicas y por tener una edad avanzada. Estos pacientes suelen tener una media de edad de 78 años, presentando más riesgo de infecciones debido a los cambios inmunológicos relacionados con el envejecimiento, la desnutrición, la concurrencia de múltiples enfermedades crónicas y el deterioro funcional y cognitivo, entre otras cuestiones. La infección más frecuente en este grupo de pacientes es la neumonía, que es la primera causa infecciosa de alta hospitalaria en los Servicios de Medicina Interna y la primera causa de mortalidad infecciosa aguda en este grupo, seguida de otras como la septicemia por infecciones urinarias, del tracto biliar e intraabodominales, y las infecciones del sistema nervioso.

Autor/a de la imagen: E. Arandes / www.farmacosalud.com Fuente: Gentileza del Hospital Sagrat Cor de Barcelona

Autor/a de la imagen: E. Arandes / www.farmacosalud.com
Fuente: Gentileza del Hospital Sagrat Cor de Barcelona

Según el doctor Alberto Ruiz Cantero, coordinador del Grupo de Paciente Pluripatológico y Edad Avanzada de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), “la presencia de enfermedades crónicas aumenta con la edad, y con el tiempo irán aumentando progresivamente a nivel mundial y en nuestro país si no se toman medidas desde la promoción y prevención para ello”. Además, añade el experto, “los errores médicos, dosis de fármacos y las pruebas de laboratorios, entre otras cuestiones, aumentan en el caso de las enfermedades crónicas hasta un 20% si el paciente es atendido por cuatro o más médicos que cuando es atendido por uno o dos profesionales sanitarios”. Organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), entre otros, aconsejan la implantación de estrategias para abordar la cronicidad y la pluripatología.

La asistencia compartida permite reducir el tráfico de interconsultas
Las interconsultas requieren de la comunicación de varios especialistas médicos en diferentes áreas de experiencia y, cada vez más, están teniendo un papel destacado en los Servicios Médicos, principalmente en los pacientes pluripatológicos, debido a la fragmentación en su asistencia y a la dificultad de los distintos especialistas en abarcar todas las patologías, informa la SEMI. Por ello, la asistencia compartida entre varios profesionales, además de aportar otros efectos beneficiosos, se presenta como una solución que permite reducir el tráfico de interconsultas, así como los múltiples inconvenientes que se presentan en estos casos. El área quirúrgica es una de las que mejores resultados está obteniendo en este ámbito, además de otras como los servicios médicos de Psiquiatría, entre otras.

Referencias
1. David Sebastián, Eleonora Sorianello, Jessica Segalés, Andrea Irazoki, Vanessa Ruiz-Bonilla, David Sala, Evarist Planet, Antoni Berenguer-Llergo, Juan Pablo Muñoz, Manuela Sánchez-Feutrie, Natàlia Plana, María Isabel Hernández-Álvarez, Antonio L. Serrano, Manuel Palacín, and Antonio Zorzano. “Mfn2 deficiency links age-related sarcopenia and impaired autophagy to activation of an adaptive mitophagy pathway”. The EMBO Journal (22 June 2016) doi: 10.15252/embj.201593084

Farmacosalud, todos los derechos reservados     I     Nota legal     I     Política de privacidad     I     Contacto
Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Web Médica Acreditada. Ver más información WISweb creada por Likuit Likuit

La información que figura en esta página web está dirigi­da exclusivamente al Profesional Sanitario facultado para prescribir o dispensar medicamentos, por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación.

Aviso legal

La información que está a punto de ver está exclusivamente dirigida a profesionales sanitarios. Incluye información sobre especialidades farmacéuticas autorizadas por la Agencia Española del Medicamento. El Real decreto 1416/1994, de 25 de Junio, por el cual se regula la publicidad de los medicamentos de uso Humano. Farmacosalud.com no se hace responsable del uso ilegal o indebido de dicha información. Tampoco se hace responsable de la manipulación de los contenidos derivados de las informaciones. El acceso a ellas y el uso que pueda hacerse es responsabilidad exclusiva de quien lo realice.

Acceder Salir

¿ES USTED PROFESIONAL SANITARIO?

Farmacosalud
Esta información está dirigida exclusivamente a los profesionales sanitarios facultados para prescribir o dispensar medicamentos y que, por lo tanto, es necesaria una formación especializada para su correcta interpretación.
¿Es usted profesional sanitario?
Farmacosalud