Esta información está dirigida exclusivamente a los profesionales sanitarios facultados para prescribir o dispensar medicamentos y que, por lo tanto, es necesaria una formación especializada para su correcta interpretación.
Usuario Contraseña
Menu 

Especialidades / Otras especialidades / Fitoterapia

Fecha de publicación: 5 marzo, 2018 / Fecha de Modificación: 7 marzo, 2018

Echinacea purpurea fresca: previene complicaciones de la gripe, incluso en niños

El preparado, que tiene utilidad antes del proceso gripal y también cuando éste ya se ha manifestado, está indicado en población pediátrica a partir de los dos años de edad

Redacción Farmacosalud.com

La Echinacea purpurea fresca (Echinaforce®) previene las sobreinfecciones bacterianas del tracto respiratorio inducidas por el virus de la gripe, según un estudio publicado en la revista ‘Virus Research’, donde se destaca que esta planta medicinal es eficaz para prevenir complicaciones inducidas por procesos virales de las vías respiratorias, como otitis, sinusitis, bronquitis, neumonía y septicemia. El preparado está indicado para casi todas las edades en función de la presentación utilizada, tal y como certifica a través de www.farmacosalud.com el doctor Francisco Marín, médico de familia experto en fitoterapia: “Existen presentaciones, de la misma Echinacea purpurea, que se pueden administrar incluso en niños a partir de los dos años”.

Montse Parada Fuente: COM SALUD

Montse Parada
Fuente: COM SALUD

El uso de Echinacea purpurea fresca está contraindicado en niños menores de un año, advierte Montse Parada, farmacéutica y etnobotánica. “En el caso del embarazo y la lactancia, aunque no se han reportado reacciones adversas también es cierto que no existen estudios sistemáticos en embarazadas y madres lactantes que evidencien su seguridad, por lo que antes de su toma es aconsejable consultar a un profesional de la salud. Debido a su actividad sobre el sistema inmunitario, los preparados que contienen Echinacea (al igual que cualquier otro preparado con acción sobre el sistema inmunológico) no deben ser utilizados en caso de enfermedades sistémicas progresivas, enfermedades autoinmunes, inmunodeficiencias (HIV, Sida), pacientes con tratamientos inmunosupresores (trasplantes), enfermedades leucocitarias y alergias”, especifica Parada.

El doctor Marín, por su parte, agrega que, “como siempre, la prudencia nos dice que en embarazadas, madres lactantes y niños menores de dos años deberíamos evitar este producto. Es probable que no generase ningún efecto secundario preocupante; pero en estos grupos no hay estudios realizados que confirmen la seguridad del mismo (no sería ético, por ejemplo, administrar, antes de su comercialización, cualquier preparado con fines medicamentosos, a un grupo de embarazadas, y esperar a ver si ocurre algún efecto indeseable)”.

La gripe, una de las principales causas de absentismo
Los resultados del estudio publicado en la revista ‘Virus Research’ indican que Echinacea purpurea fresca tiene el potencial de reducir el riesgo de complicaciones respiratorias al evitar la adhesión bacteriana inducida por virus y mediante la inhibición de la sobreestimulación de la inflamación (‘cascada de citoquinas’). Para que las bacterias puedan infectar las mucosas cuando entran a través de ellas, requieren de un receptor a nivel de la superficie celular de dichas mucosas que actúe a modo de ancla y las ‘enganche’. “Tras esta unión -explica Marín-, las bacterias aumentan en número y generan un proceso inflamatorio local allá donde se asienten”. Por tanto, los receptores para estos patógenos son esenciales para iniciar todo el proceso.

Diversos virus (uno de ellos, el virus influenza, o gripal) son capaces, tras invadir las células de la superficie de diversas mucosas, de generar la formación de determinados receptores para bacterias (como Haemophylus influenzae, Staphylococcus aureus, Streptococcus pneumoniae). “Estos receptores bacterianos, entre los que destacan los denominados ICAM-1, PAFr y la fibronectina, son inhibidos por diversos extractos de Echinacea purpurea. Una vez anulados, las bacterias no pueden unirse a las superficies mucosas, con lo que desaparece la posibilidad de sobreinfección bacteriana (es decir, de sinusitis, si la mucosa afectada es la de los senos paranasales; bronquitis, si lo es la mucosa interna de los bronquios; rinitis, si hablamos de la mucosa nasal…)”, describe el facultativo.

Una mujer con gripe Fuente: A.Vogel / COM SALUD

Una mujer con gripe
Fuente: A.Vogel / COM SALUD

La gripe es una de las principales causas de absentismo y provoca una de cada cinco bajas laborales. Por ello, es importante actuar reforzando el sistema inmunitario. “La Echinacea supone una oportunidad para adelantarnos a la actuación del virus, para prepararnos de cara a que, cuando penetre a través de las mucosas, se encuentre un sistema inmunitario potente, bien formado e instruido, contra el que le resulte especialmente dificultosa la batalla. Estamos, pues, ayudando al cuerpo a resolver el problema, sin añadir química sintética a la ecuación”, indica Marín. El especialista recalca que la toma de preparados fitoterápicos de Echinacea también acorta la duración del proceso gripal: “Con la toma de Echinacea el paciente sufre un proceso más corto, menos sintomático e intenso; y, con ello, una recuperación más rápida. Y un aspecto cada vez más importante en nuestra sociedad actual: un menor absentismo de nuestras tareas diarias (remuneradas o no)”.

La Echinacea, con tres niveles de actuación
El extracto de Echinacea purpurea fresca actúa de forma preventiva al optimizar las defensas y también ejerce de tratamiento de los síntomas agudos del proceso catarral. “La Echinacea actúa a tres niveles: antes de la infección (ya que optimiza el sistema inmunológico), durante la infección (porque regula la respuesta inmune y actúa directamente como antiviral en el caso de la gripe), y después de la infección, al impedir sobreinfecciones ocasionadas por bacterias oportunistas”, asegura Parada. Esta farmacéutica destaca, además, la importancia de comenzar el tratamiento con Echinacea fresca al primer síntoma, en tanto que el preparado “actúa en un primer estadio de la infección por una inactivación de la hemaglutinina vírica, lo que impide la entrada del virus en la célula huésped y, por tanto, su replicación en el interior de la célula”.

En cuanto a las dosis a utilizar y la duración del tratamiento, Marín puntualiza que “la posología necesaria para cubrir la dosis terapéutica varía en función de la concentración del producto utilizado”. De hecho, en fitoterapia un mismo extracto a base “de una determinada droga vegetal puede presentarse a diferentes dosis de principios activos (moléculas que, al final, realizan la función deseada), en diferente formato (gotas, comprimidos, sobres…), o en distinto estado de la planta de origen (planta seca, o bien, fresca, por ejemplo). De ahí que dar una dosis concreta para un problema determinado es complicado. En cualquier caso, en los mismos envases que contienen el producto, se encontrará la dosis más adecuada, según la edad y el problema a tratar”, detalla.

Doctor Francisco Marín Fuente: COM SALUD

Doctor Francisco Marín
Fuente: COM SALUD

Pautas preventivas de Echinacea: para finales de otoño o principios de invierno
Respecto a la duración del tratamiento, existe un abordaje puramente terapéutico para el problema en sí (en este caso, la infección vírica gripal, y toda la sintomatología que acontece en esos 4-7 días), y por otro lado hay un tratamiento preventivo cuyo objetivo es el de obviar al máximo el riesgo de contraer la infección. “En el primer caso, la Echinacea puede resultarnos útil durante todo el proceso clínico, pues bien es sabido que con ello impedimos (o, cuando menos, dificultamos) la aparición de una sobreinfección bacteriana. En cuanto al segundo caso, yo suelo recomendar a mis pacientes pautas de Echinacea a finales de otoño o principios de invierno, y de algunas semanas de duración (3-4 generalmente)”, afirma el médico de familia.

Por otra parte, el uso de Echinacea mejora la adherencia del paciente al tratamiento frente a los fármacos de síntesis. Según Parada, “los pacientes manifiestan menos efectos secundarios atribuibles a la medicación, por lo que el cumplimiento del tratamiento es mayor”. La ventaja de la planta fresca frente a la planta seca es patente, ya que en los extractos de planta seca se pierde el 90% de la actividad antiviral. “En el caso de la Echinacea, el extracto de planta fresca contiene un mayor número de principios activos y casi el doble de contenido en alquilamidas. Secar la planta supone una disminución drástica de su actividad antiviral”, asevera la especialista.

La vacunación contra la gripe y Echinacea purpurea fresca, complementarias
A pesar del carácter preventivo del preparado, el doctor Marín sigue recomendando, como no podía ser de otra forma, la vacunación contra la gripe aunque el usuario esté tomando Echinacea purpurea fresca: “Son dos mecanismos complementarios, que lejos de obstaculizarse entre sí, previenen y/o minimizan sobremanera la clínica asociada a la infección gripal. Hemos de pensar que la vacuna sólo va a prevenir la aparición de la infección por el virus gripal (influenzae virus). En lo concerniente al virus de la gripe, la vacuna sigue siendo, sin duda, la medida más eficaz, y con más evidencia científica como aval. Sin embargo, la Echinacea purpurea nos va a cubrir sintomáticamente la infección por cualquier virus de las vías respiratorias altas típica de esta época (sea o no el virus gripal)”.

“Dado que, ante la aparición de un cuadro vírico, en la mayoría de ocasiones no vamos a llegar a conocer a ciencia cierta el virus que lo originó, y teniendo en cuenta que el mecanismo de acción de la vacuna no invalida ni obstaculiza el efecto conseguido con la toma del preparado de Echinacea, lo más recomendable, en este caso, quizás sea utilizar ambas ‘armas’ de forma paralela”, señala el experto en Fitoterapia.

Una planta utilizada desde tiempos antiguos por los nativos norteamericanos
Echinacea purpurea es una planta de la familia de las compuestas o asteráceas, que se caracteriza por presentar capítulos florales compuestos, es decir, formados por múltiples flores. Dentro del género botánico Echinacea se engloban especies de origen exclusivamente norteamericano, entre las que destaca Echinacea purpurea por su valor terapéutico, avalado por varios estudios.

Echinacea purpurea  Fuente: A.Vogel / COM SALUD

Echinacea purpurea
Fuente: A.Vogel / COM SALUD

Esta planta ha sido utilizada desde tiempos antiguos por los nativos norteamericanos, y prueba de ello es la información recogida sobre dicho género en las prospecciones etnobotánicas realizadas en Norteamérica. “También gracias a estos conocimientos tradicionales por parte de tribus indígenas americanas llegó la planta a Suiza, en gran parte gracias a que Alfred Vogel entabló una estrecha amistad con Black Elk, el jefe de la tribu Oglala Lakota, quien le transmitió los conocimientos relativos a esta especie y le entregó como regalo semillas de Echinacea purpurea”, relata Parada.

Bibliografía
• Vimalanathan S, Schoop R, Suter A, Hudson J. “Prevention of influenza virus induced bacterial superinfection by standardized Echinacea purpurea, via regulation of surface receptor expression in human bronchial epithelial cells.” Virus Res. 2017 Apr 2;233:51-59. doi: 10.1016/j.virusres.2017.03.006. Epub 2017 Mar 7.
• www.Fitoterapia.net. (Disponible bajo suscripción)
• https://www.botanical-online.com/medicinalsequinacea.htm

Farmacosalud, todos los derechos reservados     I     Nota legal     I     Política de privacidad     I     Contacto
Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Web Médica Acreditada. Ver más información WISweb creada por Likuit Likuit

La información que figura en esta página web está dirigi­da exclusivamente al Profesional Sanitario facultado para prescribir o dispensar medicamentos, por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación.

Aviso legal

La información que está a punto de ver está exclusivamente dirigida a profesionales sanitarios. Incluye información sobre especialidades farmacéuticas autorizadas por la Agencia Española del Medicamento. El Real decreto 1416/1994, de 25 de Junio, por el cual se regula la publicidad de los medicamentos de uso Humano. Farmacosalud.com no se hace responsable del uso ilegal o indebido de dicha información. Tampoco se hace responsable de la manipulación de los contenidos derivados de las informaciones. El acceso a ellas y el uso que pueda hacerse es responsabilidad exclusiva de quien lo realice.

Acceder Salir

¿ES USTED PROFESIONAL SANITARIO?

Farmacosalud
Esta información está dirigida exclusivamente a los profesionales sanitarios facultados para prescribir o dispensar medicamentos y que, por lo tanto, es necesaria una formación especializada para su correcta interpretación.
¿Es usted profesional sanitario?
Farmacosalud