Esta información está dirigida exclusivamente a los profesionales sanitarios facultados para prescribir o dispensar medicamentos y que, por lo tanto, es necesaria una formación especializada para su correcta interpretación.
Usuario Contraseña
Menu 

Fecha de publicación: 30 diciembre, 2019 / Fecha de Modificación: 27 diciembre, 2019

Dieta cetogénica: sólo es beneficiosa si se acota en el tiempo bajo control médico

Así lo advierte la Dra. López Viéitez, quien afirma que este régimen alimenticio, considerado una ‘dieta milagro’, “ha recobrado popularidad en los últimos meses, por lo que seguro que tendrá bastantes seguidores” en el año que está a punto de empezar

Redacción Farmacosalud.com

Cuando acaben las fiestas navideñas, algunas personas habrán acumulado unos kilos de más debido a los ‘excesos’ propios de estas fechas. La Dra. Amil López Viéitez, nutricionista y farmacéutica, vaticina que la dieta cetogénica -de la que afirma que es una ‘dieta milagro’- puede ser una de las opciones más seguidas para perder peso en enero de 2020: “Enero y mayo son los meses del año en los que proliferan las dietas milagro. La prensa e internet se hacen eco de las nuevas propuestas. La dieta cetogénica ha recobrado popularidad en los últimos meses, por lo que seguro que tendrá bastantes seguidores”. A pesar de que la Dra. recomienda evitar este régimen alimenticio, admite que, bajo control médico de un endocrinólogo o un nutricionista, puede llegar a ser “puntualmente” beneficioso si se seleccionan “bien los alimentos” y hay “una combinación saludable de los mismos. Pero siempre de modo acotado en el tiempo para estimular puntualmente el metabolismo, pues no está demostrada su eficacia a medio plazo. De hecho, la bajada de peso a corto plazo no es superior a la de otras dietas aceptadas por la comunidad científica”.

Dra. Amil López Viéitez Fuente: Dieta Coherente / Oxímoron Comunicación

Dra. Amil López Viéitez
Fuente: Dieta Coherente / Oxímoron Comunicación

El método cetogénico se ha puesto de moda en los últimos años, pese a que data de principios del siglo pasado. ‘Su reciente auge se debe, en parte, a su publicidad a través de redes sociales, la demonización de los hidratos de carbono y la promesa de perder peso de forma eficaz, rápida y sin pasar hambre’, se apunta en un comunicado de ‘Dieta Coherente’, plataforma creada por la Dra. López Viéitez. El perfil mayoritario de seguidor o potencial seguidor de la pauta cetogénica se corresponde con una persona con sobrepeso que quiere “conseguir una pérdida rápida de kilos con poco esfuerzo”, afirma la experta. El nivel socioeconómico y educativo “no tiene una gran influencia” a la hora de decidir someterse a este régimen, señala.

Un régimen bajo en hidratos de carbono
La dieta cetogénica es muy baja en hidratos de carbono (menos de 20 g/día), moderada en proteínas (15-25% de las kcal diarias) y alta en grasas (65-70% de las kcal diarias). ‘En condiciones normales, los hidratos de carbono (verduras, frutas, cereales integrales, legumbres…) son nuestra principal fuente de energía. Cuando el consumo de hidratos de carbono en la dieta es muy bajo, se produce una hipoglucemia, el cuerpo consume el glucógeno acumulado. Cuando se agota el glucógeno muscular y hepático, el metabolismo recurre a la quema o combustión de la masa muscular y finalmente de los depósitos de grasa con la consiguiente formación de cuerpos cetónicos que, aunque reducen el apetito, generan muchos efectos secundarios’, se indica en el comunicado.

De acuerdo con Dieta Coherente, ‘la rápida pérdida de peso inicial que se produce con esta dieta se debe principalmente a la pérdida de líquidos por el consumo de glucógeno acumulado y no por una pérdida de masa grasa. Hasta el tercer día de consumir menos de 15 g de hidratos de carbono diarios, no se empiezan a quemar los depósitos de grasa para transformarlos en combustible, gracias a la hormona glucagón producida en el páncreas’.

“Las legumbres, frutas y vegetales de temporada no deben meterse en el mismo saco”
Como se apuntaba anteriormente, la pauta cetogénica se caracteriza por ser muy baja en hidratos de carbono (verduras, frutas, cereales integrales, legumbres). Eso llama poderosamente la atención porque la disminución de este tipo de alimentos ‘choca’ con los principios de la muy alabada por innumerables estudios médicos dieta mediterránea, en la que esos productos son prácticamente su principal base. “Este es el principal motivo que determina que la dieta cetogénica esté considerada una dieta milagro -remarca López Viéitez-. Existen varias modalidades de dieta cetogénica, pero el nexo común es la reducción de hidratos y el aumento de todo tipo de grasas, incluso saturadas, sobre las recomendaciones tradicionalmente aceptadas”.

Autor/a: Calvin Hanson  Fuente: www.pexels.com (free photo)

Autor/a: Calvin Hanson
Fuente: www.pexels.com (free photo)

“Es cierto que debemos reducir los hidratos refinados y los azúcares, pero las legumbres, las frutas y vegetales de temporada no deben meterse en el mismo saco. Por otro lado, el exceso de grasas saturadas (coco, carnes rojas, mantequilla), si bien favorecen la cetosis, también aumentan el riesgo de patologías cardiovasculares”, explica la nutricionista.

Dieta Coherente: 10 razones para evitar la pauta cetogénica

Según la nota de Dieta Coherente, el método cetogénico ‘tiene múltiples efectos adversos, entre ellos’:
1. El exceso de cuerpos cetónicos y la rápida perdida de agua y electrolitos puede provocar mal aliento, sudor y orina con olor muy fuerte sobre todo en las primeras semanas.
2. La falta de glucosa en el cerebro provoca falta de concentración, mareos, dolor de cabeza y letargo. De hecho, está contraindicada en adolescentes, niños, embarazadas, deportistas, en personas de bajo peso, etc.
3. Reduce la masa muscular y la velocidad del metabolismo, por lo que impacta negativamente en el rendimiento deportivo por la pérdida de glucógeno muscular.
4. A medio-largo plazo es contraproducente por el riesgo de ser deficitaria en determinados micronutrientes y porque favorece el efecto rebote o yoyó.
5. Pérdidas de memoria y concentración al privar al cerebro de su combustible principal. Se cree que puede incrementar el riesgo de demencia.
6. Problemas intestinales y estreñimiento derivados de la falta de fibra prebiótica proveniente de las verduras, frutas y cereales integrales.
7. Incrementa el riesgo de elevación de colesterol y de sufrir patologías cardiovasculares, al no restringir las grasas saturadas de origen animal, y la diabetes tipo 1 o patologías renales, al favorecer la cetoacidosis.
8. Aumenta el riesgo de sufrir cálculos renales (ya que los cuerpos cetónicos se expulsan a través de la orina), pancreatitis (asociada al exceso de proteínas) y osteoporosis (debido a una menor fijación del calcio por el exceso de proteínas).
9. Favorece la inflamación y el envejecimiento prematuro por acumulación de radicales libres, al tener que forzar la activación de vías alternativas para el metabolismo energético.
10. No es una dieta que se pueda sostener en el tiempo debido a que es muy restrictiva y no es compatible con la vida social.

Por todo ello, desde Dieta Coherente se recomienda que, en caso de querer adelgazar, hay que ponerse en manos de ‘un/a nutricionista con sentido común para no hipotecar el metabolismo. Las prisas no son buenas consejeras para una pérdida definitiva de peso y de grasa corporal’.

Con todo -destaca la Dra. López Viéitez-, se están llevando a cabo estudios para confirmar la eficacia de la dieta cetogénica en patologías como la diabetes y el autismo, “pero falta mucho para que se puedan obtener conclusiones concluyentes. De momento, sólo existe consenso sobre su utilidad en la epilepsia”.

Farmacosalud, todos los derechos reservados     I     Nota legal     I     Política de privacidad     I     Contacto
Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Web Médica Acreditada. Ver más información WISweb creada por Likuit Likuit

La información que figura en esta página web está dirigi­da exclusivamente al Profesional Sanitario facultado para prescribir o dispensar medicamentos, por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación.

Aviso legal

La información que está a punto de ver está exclusivamente dirigida a profesionales sanitarios. Incluye información sobre especialidades farmacéuticas autorizadas por la Agencia Española del Medicamento. El Real decreto 1416/1994, de 25 de Junio, por el cual se regula la publicidad de los medicamentos de uso Humano. Farmacosalud.com no se hace responsable del uso ilegal o indebido de dicha información. Tampoco se hace responsable de la manipulación de los contenidos derivados de las informaciones. El acceso a ellas y el uso que pueda hacerse es responsabilidad exclusiva de quien lo realice.

Acceder Salir

¿ES USTED PROFESIONAL SANITARIO?

Farmacosalud
Esta información está dirigida exclusivamente a los profesionales sanitarios facultados para prescribir o dispensar medicamentos y que, por lo tanto, es necesaria una formación especializada para su correcta interpretación.
¿Es usted profesional sanitario?
Farmacosalud