Esta información está dirigida exclusivamente a los profesionales sanitarios facultados para prescribir o dispensar medicamentos y que, por lo tanto, es necesaria una formación especializada para su correcta interpretación.
Usuario Contraseña
Menu 

Fecha de publicación: 29 diciembre, 2019 / Fecha de Modificación: 18 diciembre, 2019

Creado el primer mapa de ADN circular (circuloma) en cáncer infantil

El siguiente objetivo es hacer seguimientos más detallados en pacientes con neuroblastoma y adaptar la nueva metodología para que forme parte de los protocolos de análisis clínicos

Redacción Farmacosalud.com

La aparición de cáncer está asociada a la acumulación progresiva de defectos en el genoma, llevando a las células a un crecimiento descontrolado. Aunque la aparición de tumores es más probable y frecuente en edades avanzadas, el cáncer infantil también supone un gran impacto clínico y social. Entre los cánceres pediátricos, el neuroblastoma está entre los más frecuentes y es el responsable del 15% de la mortalidad infantil en oncología. Con el objetivo de descubrir los mecanismos que hay detrás de este tipo de tumor y para abrir nuevas puertas a la generación de terapias, unos investigadores -entre los que se encuentran miembros del Barcelona Supercomputing Center (BSC)- han demostrado que existe una relación entre la presencia de un tipo de ADN circular no cromosómico, muy poco explorado por la ciencia, y la aparición de cáncer infantil. Estos científicos han creado el primer mapa genético que incluye este ADN circular y, con él, han podido responder preguntas que llevaban mucho tiempo abiertas en el campo de la oncología y, en concreto, en el de cáncer pediátrico. Este trabajo se ha publicado en ‘Nature Genetics’.

 Fuente: Barcelona Supercomputing Center – Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS)

Fuente: Barcelona Supercomputing Center – Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS)

La acumulación de mutaciones en el genoma y el deterioro progresivo de los mecanismos celulares de reparación del ADN son la base de la aparición de tumores, en su mayoría, en individuos de edad avanzada. Muchos factores externos, como el tabaco o la radiación solar, dañan nuestro ADN, de forma que las células afectadas puedan llegar a perder el control sobre su crecimiento, provocando tumores. Los esfuerzos en investigación, dirigidos a entender los procesos moleculares y celulares detrás de la aparición y progresión de los tumores, se han centrado sistemáticamente en estudiar los cambios en el genoma, es decir, en sus cromosomas. A pesar de que este tipo de estudio biomédico ya ha conseguido, y está consiguiendo, grandes avances clínicos en el diagnóstico y el tratamiento de un gran número de tumores, todavía no se ha podido responder a muchas incógnitas sobre su aparición, evolución y, sobre todo, su tratamiento.

Numerosas preguntas básicas sin responder
El cáncer infantil, y en concreto el neuroblastoma, que es uno de los tumores más frecuentes en niños y que afecta a su sistema nervioso, todavía presenta numerosas preguntas básicas sin responder, no sólo sobre las primeras alteraciones genómicas que desencadenan el tumor, sino también sobre los factores que determinan su evolución y su agresividad. En este sentido, un equipo internacional de científicos, entre los que se encuentran los investigadores del Barcelona Supercomputing Center (BSC) David Torrents, Elias Rodríguez y Montserrat Puiggròs, así como otros grupos de investigación del Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York, y del Hospital Charité en Berlín, han dado un paso muy importante en este terreno, al demostrar el papel de un tipo de ADN circular, muy poco estudiado hasta la fecha, en el desarrollo y evolución del neuroblastoma.

Hace ya décadas que los científicos tienen conocimiento de la existencia de pequeños fragmentos de ADN circular en las células, que es independiente del ADN cromosómico que conforma el genoma. Debido a los retos técnicos que supone su estudio, este ADN circular ha permanecido durante muchos años fuera del campo de estudio en investigación molecular y biomédica, por lo que todavía se desconoce cuál es su papel principal en la biología de la célula. En el estudio presentado por la prestigiosa revista ‘Nature Genetics’, los científicos han desarrollado nuevas técnicas de laboratorio y bioinformáticas que les ha permitido aislar, secuenciar y analizar fragmentos pequeños de ADN circular. Al aplicar estas técnicas a biopsias de 93 niños con neuroblastoma y a diversas líneas celulares, se ha podido generar, por primera vez, un mapa muy detallado del ADN circular (o circuloma) presente en células de este tipo de tumor, contabilizando una media de 5.000 anillos diferentes en cada muestra.

Asimismo, este trabajo ha descubierto también un mecanismo cíclico que tiene lugar en las células de este tipo de tumor y que empieza con la formación de este ADN circular a partir de la copia de fragmentos de cromosoma, y acaba con la reintegración de estos anillos otra vez en los cromosomas, dañando genes y otras partes del genoma que son clave para la función normal de la célula. Finalmente, el estudio también demuestra cómo los pacientes con más alteraciones genómicas provocadas por este ADN circular son los asociados a tumores más agresivos y letales. En este sentido, Anton Henssen, investigador del Max-Delbrück-Centrum für Molekulare Medizin, asegura que “los procesos descritos en este estudio no se conocían anteriormente y nos aportan una idea de cómo las células jóvenes, como las de los niños, pueden transformarse en células tumorales agresivas”.

“Estos resultados describen por primera vez el repertorio de ADN circular en la célula de cáncer y su papel en la evolución y agresividad del neuroblastoma infantil. Además, también abre nuevas posibilidades para responder otras preguntas muy relevantes para muchos otros tipos de tumores. Los procesos celulares detrás del cáncer son tan complejos que su estudio requiere de la combinación de diversos abordajes de investigación” dice David Torrents, investigador ICREA y líder del grupo de Genómica Computacional del BSC. El siguiente objetivo, aseguran los autores del nuevo estudio, es hacer seguimientos más detallados de este tipo de ADN circular en pacientes de neuroblastoma y comenzar a adaptar esta metodología para que forme parte de los protocolos de análisis clínicos en el futuro para pacientes con este tipo de tumor.

Artículo de referencia:
P. Koche R, Rodriguez-Fos E, G. Henssen A, et al. Extrachromosomal circular DNA drives oncogenic genome remodeling in neuroblastoma. Nat Genet (2019). https://doi.org/10.1038/s41588-019-0547-z. https://www.nature.com/articles/s41588-019-0547-z

Farmacosalud, todos los derechos reservados     I     Nota legal     I     Política de privacidad     I     Contacto
Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Web Médica Acreditada. Ver más información WISweb creada por Likuit Likuit

La información que figura en esta página web está dirigi­da exclusivamente al Profesional Sanitario facultado para prescribir o dispensar medicamentos, por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación.

Aviso legal

La información que está a punto de ver está exclusivamente dirigida a profesionales sanitarios. Incluye información sobre especialidades farmacéuticas autorizadas por la Agencia Española del Medicamento. El Real decreto 1416/1994, de 25 de Junio, por el cual se regula la publicidad de los medicamentos de uso Humano. Farmacosalud.com no se hace responsable del uso ilegal o indebido de dicha información. Tampoco se hace responsable de la manipulación de los contenidos derivados de las informaciones. El acceso a ellas y el uso que pueda hacerse es responsabilidad exclusiva de quien lo realice.

Acceder Salir

¿ES USTED PROFESIONAL SANITARIO?

Farmacosalud
Esta información está dirigida exclusivamente a los profesionales sanitarios facultados para prescribir o dispensar medicamentos y que, por lo tanto, es necesaria una formación especializada para su correcta interpretación.
¿Es usted profesional sanitario?
Farmacosalud